fbpx

En los último días, asistí a hermosas reuniones relacionadas con la maternidad, la primera fue agendada por una psicóloga chilena (también mamá primeriza), quien necesitaba conocer de primera mano la experiencia de mamás migrantes para su trabajo de grado.

El viernes, de inmediato llamé a unas amigas cercanas para invitarlas y gratamente una de ellas asistió conmigo a la reunión con Carol. Para mí fue maravillosa la experiencia, realizamos una actividad lúdica que nos permitió conectarnos con nuestra maternidad desde el inicio, nuestra gente, raíces y todos los recuerdos de Venezuela hasta llegar al presente en Chile.

La reunión terminó bonita, salimos felices y complacidas de aportar al estudio contando nuestra historia.

El sábado nos fuimos las chicas de esta casa al baby shower de Bruno, un bebé bendecido que trae alegría a su familia Chilenavenezolana, y el Domingo fué el cuarto cumpleaños de Juan Andrés que conocimos hace un año y lo hemos visto crecer.

En ambas celebraciones me sentí en casa, compartiendo con coterráneos, en medio de música, tequeños, salchichas o vienesas con salsa rosada (golf), pastelitos y cerveza. Muchos recuerdos de nuestras barrigas, situaciones con los bebés, esos comentarios de los imprudentes que nunca faltan, las mejores acciones como mamás primerizas y la gozadera, entre risas y juegos de las payasitas.

El lunes surgió una arepada con Yenny al ir a buscar a nuestros hijos al jardín (guardería), y compartimos muy chévere aquí en casa, mientras nuestros peques jugaban.

Red de mamás

La verdad fueron días de reflexión, definitivamente mi conclusión es que migrar con hijos es muy diferente a hacerlos sin ellos. Todas nuestras acciones les afecta directa o indirectamente, y eso hay que tenerlo claro desde que sabes que viene en camino un hijo. Les confieso que desde que empecé a planificar le viaje, busqué apoyo para saber más sobre aquello conveniente para mi bebé (guagua). Les recomiendo una cuenta que descubrí en Instagram llamada @nanytips.cl me encanta el contenido y su manera de explicar las cosas, aunque no la conozco tenemos pendiente un café.

Creo que el apoyo con otras mamás siempre es vital para vivir la maternidad, estés donde estés, en Venezuela la tenía y aquí en Chile la he formado poco a poco. Por ejemplo en Chile, alguien tuvo que cuidarme a la niña mientras fui a varias entrevistas o al mismo trabajo, porque los horarios de los empleos casi siempre no coinciden con la escuela (cosa terrible), en cierta forma es muy útil tener una red de mamis que se ayuden, escuchando sus anécdotas y la manera que solventaron, se animen una a la otra, en fin es de gran ayuda.

Definitivamente después de todas estas experiencias en el mundo de mamás, creo que mi inspiración va por esa onda, mamis que tengan un espacio para hablar, aprender y apoyarse unas a otras….esperemos a ver qué sucede.

Me encantaría saber ¿Cómo ha sido tu experiencia de emigrar con hijos? y ¿te animas a formar parte de mi red?, las leo

Abrazos de bienestar

Yu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *